Ruta de Navegación
 Pulsa el número de estrellas según la calificación que deseés darle a este contenido.

Untitled Document

Nueva Ley Federal de Telecomunicaciones

Con la privatización de Teléfonos de México y la apertura a la competencia de otros servicios de telecomunicaciones, el país inicia el proceso de liberalización en el que actualmente se encuentra inmerso. Sin embargo, el marco jurídico, que estaba basado en la Ley de Vías Generales de Comunicación, resultaba cada vez más distante de la realidad en la operación del sector y de las tendencias globales de las que México forma parte.

Conforme al Título de Concesión de Teléfonos de México, el período de exclusividad en la prestación del servicio de larga distancia que se otorgó a esta empresa, terminaba el 10 de agosto de 1996. Para darle certeza jurídica a los nuevos inversionistas, el Gobierno del Presidente Ernesto Zedillo Ponce de León formuló la iniciativa de una nueva ley de telecomunicaciones.

La nueva Ley Federal de Telecomunicaciones fue aprobada por el Congreso de la Unión el 18 de mayo de 1995 fue promulgada por el Presidente de la República el 6 de junio de 1995. Esta Ley, anticipándose a los acuerdos multilaterales de apertura que se darían como resultado de las negociaciones en el seno de la Organización Mundial de Comercio (OMC), abre todos los sectores de la industria a la competencia.

La nueva Ley abre todos los sectores de las telecomunicaciones a la competencia; hace transparentes y no discriminatorios los procesos para otorgar concesiones; da certeza jurídica a los inversionistas que buscaban entrar al mercado para competir con Teléfonos de México y ofrece más opciones a los consumidores. Esta ley regula cuatro áreas principales:

1. Comunicaciones Satelitales

Los servicios satelitales anteriormente estaban reservados exclusivamente al Estado. Ahora, con la nueva ley, se abren a la participación de la inversión privada. Las concesiones para ocupar y explotar posiciones orbitales geoestacionarias, órbitas satelitales asignadas al país, con sus respectivas bandas de frecuencias y derechos de emisión y recepción de señales, se otorgarán mediante la licitación pública.

La nueva ley establece la posibilidad de que se presten en territorio nacional servicios satelitales a través de satélites extranjeros y, dispone como requisito, el contar con una concesión para la explotación de los servicios, siempre y cuando se tengan firmados los tratados internacionales en la materia que contemplen la reciprocidad con el país de origen del satélite que envíe la señal.

2. Concesiones para el espectro radioeléctrico.

Para atender las diferentes necesidades de la comunicación inalámbrica, la Ley ha considerado la clasificación del espectro en varias modalidades: Uso libre para aquellas aplicaciones que no requieren de concesión y que pueden ser explotadas por cualquier persona utilizando equipos debidamente homologados; Uso determinado, para los diferentes servicios públicos y privados que requieren de concesión; Uso oficial, para el uso exclusivo de la administración pública federal, gobiernos estatales y municipales otorgadas mediante asignación directa; Usos experimentales, son las bandas de frecuencia que se concesionan en forma directa e intransferible para comprobar la viabilidad técnica y económica de tecnologías en desarrollo, tanto en el país como en el extranjero, para fines científicos o para pruebas temporales de equipo y, por último, Espectro reservado, con bandas de frecuencias no asignadas ni concesionadas que pueden ser utilizadas para futuras aplicaciones.

La nueva ley elimina la discrecionalidad en el otorgamiento de concesiones que existían en el antiguo marco regulatorio y establece que las concesiones para usar y aprovechar o explotar una banda de frecuencia de uso determinado deberán otorgarse mediante licitación pública.

Por otro lado, asegurará la disponibilidad de bandas de frecuencias en los casos en que un proyecto de cobertura social así lo requiera, a cuyo efecto se podrá negociar con los concesionarios la utilización de las bandas de frecuencias que no estén aprovechando, o bien, otorgar nuevas bandas de frecuencia.

3. Redes Públicas de Telecomunicaciones.

La ley elimina las barreras de entrada a la instalación de redes públicas de telecomunicaciones cableadas en todo el territorio nacional. Para obtener una concesión se requiere exclusivamente, presentar los programas y compromisos de inversión, de cobertura y de calidad para cada uno del servicio que pretende prestar, así como, un plan de negocios y la acreditación de su capacidad jurídica, técnica, financiera y administrativa.

Los concesionarios con infraestructura cableada podrán ofrecer todo tipo de servicios de telecomunicaciones, por lo que en dichas redes se podrán ofrecer tanto servicios de voz, como aquellos que transmitan datos o imágenes. Esta disposición permite que México cuente con uno de los mercados más abiertos del mundo.

4. Disposiciones para una competencia efectiva.

La Ley incluye una serie de disposiciones que promueven una sana competencia para que ésta se traduzca en beneficios tangibles para el público usuario.

Los concesionarios están obligados a interconectar sus redes públicas de telecomunicaciones, de tal manera que éstas operen en forma transparente para sus suscriptores, permitiendo con ello que los servicios se presten en un entorno de múltiples operadores.

La ley libera las tarifas de todos los servicios de telecomunicaciones preservando la facultad para establecer al concesionario de redes públicas de telecomunicaciones que tenga "poder relevante en el mercado" —de acuerdo a la Ley Federal de Competencia Económica—, ciertas obligaciones específicas relacionadas con tarifas, calidad de servicio e información.

Las tarifas deberán registrarse y aplicarse en forma no discriminatoria y los concesionarios deberán llevar contabilidad separada por servicio, para evitar que prevalezcan los subsidios cruzados o cualquier práctica monopólica.

La participación de la inversión extranjera, en ningún caso podrá exceder del 49%, excepto en el caso de la telefonía celular, para lo cual se requerirá una resolución favorable de la Comisión Nacional de Inversiones Extranjeras.

El Estado procurará la adecuada provisión de servicios de telecomunicaciones en todo el territorio nacional, con el propósito de que exista el acceso a las redes públicas de telecomunicaciones para la atención de servicios públicos y sociales de las unidades de producción y de la población en general.

La Ley prevé en su artículo Décimo Primero Transitorio, la constitución de un órgano desconcentrado de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, el cual cuenta con las facultades necesarias para regular y promover el desarrollo eficiente de las telecomunicaciones en el país. La Comisión Federal de Telecomunicaciones inicia operaciones el 10 de agosto de 1996.

 

Fecha de ultima Actualización: 25/06/08 16:41:37
Autor: